La huelga de todos los veranos

IberiaLlega el calor, las vacaciones… El sol brilla, los pájaros cantan y los pilotos de Iberia convocan una huelga.

Las consecuencias: caída en bolsa de la compañía; la reputación de la compañía, por los suelos al no poder cumplir sus compromisos con sus clientes y los viajeros, tirándose los pelos.

Pero ¿Qué piden? Pues ahora ya no piden dinero, puesto que un piloto cobra 12.500 euros brutos anuales por unas 60 horas mensuales de vuelo. Lo que piden es poder dentro de la compañía para impedir que ésta se desvíe del buen camino mediante acciones pecaminosas tales como crear una compañías de bajo coste que puede llevar a contratar pilotos a menores sueldos.

¿Está justificado este tipo de huelgas? Están en su derecho, por supuesto. Pero han dirigido, una vez más, las iras de todos contra ellos. Cada nueva huelga es un clavo más en el ataúd de Iberia, que pierde enteros todos los años. Al final los pilotos pagarán cara su codicia. Lo malo es que se llevarán a cantidad de gente por delante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s