Quienes rescatan náufragos se convierten en apestados

rescate de inmigrantes Ante la imparable ola de inmigrantes que cruza el Mediterráneo rumbo a Europa, poco se puede hacer. Cruzan el mar en barcas muy precarias. Muchos nunca llegan.

Desde que, en la antigüedad, los primeros barcos comenzaran a surcar los mares se impuso el compromiso no escrito de rescatar a los náufragos. Esto es, además de una regla del mar, un acto humanitario ineludible.

Ahora bien. ¿Qué sucede si, una vez rescatados, ningún país quiere acogerlos? No llevan documentación, luego no se puede demostrar de qué país son. Su país de origen no los reconoce como suyos. El país del que partieron no los quiere, porque no son suyos. Su país de destino no los quiere admitir porque eso empujaría a otros a intentar lo mismo y la historia se repetiría mil veces más.

Y mientras tanto, el heroico barco que salvó sus vidas, vaga sin rumbo en la mar; sin comida que darles, ni ropa, ni atención médica; sin que ningún puerto les de refugio. Convertidos en apestados que contagiarán al primero que les toque.

El siguiente paso será que los pesqueros se negarán a rescatar a los inmigrantes. Simplemente darán parte a los servicios de rescate del país más cercano, el cual está obligado a rescatarlos por los convenios internacionales. Pero ¿llegarán siempre a tiempo? ¿Cuánta gente morirá por esto?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s