Escándalo por unas palabras del Papa

Joseph RatzingerHa vuelto a pasar. Tras la guerra de las caricaturas, los mismos protagonistas han encontrado una nueva excusa para dar rienda suelta a su ira contra occidente. El motivo esta vez ha sido una parte de un discurso que Benedicto XVI pronunciaba, hace tres días, en la Universidad de Ratisbona. ¿Por qué está sucediendo esto? En primer lugar veamos cuáles son las palabras de las discordia; las recoge El Mundo (énfasis agregados):

(…) “En el séptimo coloquio editado por el profesor Khoury, el emperador toca el tema de la ‘yihad’ (…) sobre la relación entre religión y violencia, en general, diciendo: ‘Muéstrame también aquello que Mahoma ha traído de nuevo, y encontrarás solamente cosas malvadas e inhumanas, como su directiva de difundir por medio de la espada la fe que él predicaba’. El emperador explica así minuciosamente las razones por las cuales la difusión de la fe mediante la violencia es algo irracional. La violencia está en contraste con la naturaleza de Dios y la naturaleza del alma. ‘Dios no goza con la sangre; no actuar según la razón es contrario a la naturaleza de Dios. La fe es fruto del alma, no del cuerpo. Por lo tanto, quien quiere llevar a otra persona a la fe necesita la capacidad de hablar bien y de razonar correctamente, y no recurrir a la violencia ni a las amenazas… Para convencer a un alma razonable no hay que recurrir a los músculos ni a instrumentos para golpear ni de ningún otro medio con el que se pueda amenazar a una persona de muerte…'”
(…)
“La afirmación decisiva en esta argumentación contra la conversión mediante la violencia es: no actuar según la razón es contrario a la naturaleza de Dios
(…)

Es decir: está citando a un personaje de la Edad Media que habla de la ‘guerra santa’ y la utiliza para argumentar que expandir una religión mediante la violencia va contra Dios. En definitiva: que no se puede justificar el terrorismo en el nombre de Dios.

La polémica no es inocente y la excusa para encender la misma nace de una imprecisión sobre el significado de la palabra yihad, mencionada textualmente en el discurso en lugar de ‘guerra santa’. La palabra yihad significa ‘esfuerzo’, referido a todo esfuerzo que se haga para propagar el Islam. En este sentido, la predicación es yihad y — en el esquema mental de los terroristas — el asesinato, también.

Dicho esto, es obvio que en el mundo occidental asimilamos ‘yihad’ a la ‘guerra santa’ proclamada por Osama Ben Laden, puesto que esa palabra ha sido incorporada a nuestros idiomas en unas circunstancias históricas concretas, circunstancias que han influido en la semántica. Así lo explican en Webislam:

En un discurso en la Universidad de Ratisbona el pasado martes, Benedicto XVI pareció cuestionar el concepto del yihad y lo confundió con el de “guerra santa”.

¿Tiene sentido dar estos razonamientos? Los fanáticos no necesitan razones, solo excusas; y responden de la única forma que saben: con fanatismo. Aquellos que se llaman a si mismos “musulmanes moderados” harían bien en parar los pies a los fanáticos, porque serán sus primeras víctimas. El cariz que está tomando la situación es preocupante, no por este hecho puntual sino que esto solo es un peldaño más después de: el Líbano, el programa nuclear en Irán, las caricaturas de Mahoma, Irak, Afganistán, el 11S, la voladura de las embajadas americanas en Kenia y Tanzania, Palestina, Argelia, Egipto… y un largo etcétera.

Las consecuencias no se han hecho esperar: «Colocan una bomba en una Iglesia de Gaza tras las declaraciones del Papa» (ABC). Huelga decir que quienes hacen esto no son un modelo de tolerancia. Perdón. Dejemos la ironía para otro momento, porque la situación es seria. En un futuro no muy lejano, los protagonistas de los conflictos antes mencionados serán nucleares. ¿Qué hacer frente a esto? El espacio para maniobra que tenemos es escaso: con los Estados Unidos enfangados en Irak y Europa moralmente desarmada y dividida no tenemos fuerza para impedir una escalada del conflicto. Los fanáticos campan a sus anchas, los moderados son sus rehenes y nuestro mundo, su objetivo. Veamos cuanto tardan en volver a quemar embajadas.

Fuentes:

Anuncios

One thought on “Escándalo por unas palabras del Papa

  1. When I initially commented I clicked the “Notify me when new comments are added” checkbox and now each time a comment is added I get four emails
    with the same comment. Is there any way you can remove
    me from that service? Many thanks!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s