La horca de Saddam

Hombre ahorcadoTras la sentencia de muerte anunciada hace no mucho y los rumores de que podía ser ejecutado muy pronto, hoy nos hemos desayunado con la noticia de que Saddam Hussein ha sido ahorcado esta madrugada en Bagdad.

Lejos de mí alegrarme de la muerte de nadie, ni siquiera de un dictador sanguinario como Saddam aunque no obstante haya motivos penales y políticos de sobra para condenarlo.

La Historia demuestra que los juicios a dictadores y genocidas son extremadamente complicados. Están plagados de acusaciones de parcialidad, acusaciones de motivaciones políticas, incompetencia, etc. que deslegitiman el veredicto. De este modo, si el tribunal se ve obligado a defenderse, el reo puede acabar siendo el juez y el tribunal, el reo. El juicio a Saddam no ha sido una excepción: Lo ha intentado con todas sus fuerzas y, aunque no ha salvado su vida, sí ha dado argumentos a los suyos para iniciar la guerra civil que tanto desea Al Qaeda en Irak.

Ahora que Saddam es Historia nos queda ver las consecuencias de este muerte: si allanará el camino de los Estados Unidos para salir de Irak o si por el contrario, lo dificultará; si caerán más dictadores o menos, si el mundo está mejor sin Saddam o peor, etc. El tiempo lo dirá.

Anuncios

One thought on “La horca de Saddam

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s