11-M, 11 años después

tren-11-mHace ya once años de aquel once de marzo de dos mil cuatro. Aquel fue el mayor atentado terrorista de la historia de España y de Europa Occidental. Un día como éste debería ser un día de luto nacional; sin embargo, un fantasma parece recorrer nuestro país siempre que llega esta fecha. Nos sentimos incómodos, nos movemos nerviosos y esperamos que pase rápido sin tener una incómoda discusión con un amigo, un pariente o un compañero de trabajo.

El balance, once años después es bastante desolador. Nadie quiere hablar del tema, los medios de comunicación pasan de puntillas y hacen las mínimas referencias obligadas cuando llega el aniversario. De la investigación solo puede deducirse que no hubo una investigación en condiciones y la comisión de investigación en el parlamento fue un espectáculo lamentable que todos preferimos olvidar. El espectáculo periodístico prefiero ni mencionarlo.

El 11-M fue una tragedia no solo en el sentido de que murieron 191 personas y 1800 fueron mutiladas, sino de que un país entero fue desactivado, neutralizado y casi me atrevería a decir “amordazado”; incapaz de actuar y de regir sus asuntos con independencia y criterio. Nunca tendremos una verdadera democracia hasta que no se aclaren todos los extremos del 11-M, porque podría volver a ocurrir.

La sentencia del 11-M

Por fin se conoce la esperada sentencia sobre el macrojuicio del 11-M. La he escuchado en directo y aún estoy pensando las consecuencias de todo lo que representa. No es la sentencia completa, que será mucho más extensa sino el extracto para su lectura pública. Para conocer los detalles deberemos esperar un poco más. Podríamos resumirlo en los siguientes puntos:

  1. Han aceptado todas las pruebas que venían siendo cuestionadas, incluida la mochila de Vallecas.
  2. Se reconoce que no se sabe qué explosivo estalló en los trenes, pero se considera acreditado que venía de Mina Conchita por otros indicios.
  3. No habrá deducción de testimonio, que sepamos.
  4. Han sido condenados los principales acusados.
  5. No hay indicios que vinculen a ETA.
  6. No aclara la autoría intelectual: «El Egipcio», absuelto.

La cúpula de la policía científica se sentará en el banquillo

Santano entrevistado por IñakiPersonalmente opino que es una noticia sensacional y que es un auténtico escándalo; en mi opinión, de los mayores desde la Transición: «La Audiencia de Madrid confirma que la cúpula de la Policía Científica se sentará en el banquillo por falsificar el informe sobre ETA y el 11–M». Todo tiene que ver — recordarán — con el caso sobre el caso del ácido bórico. Seguir leyendo

El gran juicio

11-MNo he escrito mucho acerca del 11–M durante el tiempo de vida de este blog. ¿Qué duda cabe que es un tema que ha levantado y sigue levantando pasiones al tiempo que suscitando enconados debates a cara de perro?

Tres años ya de aquello. Tres años de investigaciones, pesquisas, comisiones, etc. han pasado. Es de importancia capital para nuestra nación, para nuestras libertades y para nuestra conciencia saber qué pasó aquella mañana del once de marzo de dos mil cuatro. Algunos dicen que ya lo sabemos todo; otros, que falta conocer lo esencial y que las principales pruebas pueden ser falsas. Por desgracia, un debate sobre esto degenera rápidamente hacia otro en el que se discute quién mintió y quien manipuló en aquellos fatídicos días entre el once, en que los españoles llorábamos junto al televisor o la radio, y el catorce en que acudimos a las urnas totalmente aturdidos y desorientados. Seguir leyendo

Nota de la policía readactada en Moncloa

La dirección general de la policía ha emitido una nota de prensa en la que desmiente las informaciones publicadas por el diario El Mundo sobre la tarjeta de visita del grupo Mondragón encontrada en el salpicadero de la furgoneta Renault Kangoo de Alcalá.

Intenten hacer lo siguiente:

  1. descárguense dicha nota
  2. Ábran el fichero
  3. Vayan a Archivo>Propiedades

¿Qué ven?
Autor: “secre_prensa” y Organización: “Ministerio de la Presidencia”.

¿Realmente esta nota es de la policía?

Parece ser que el Microsoft® Word® ha vuelto a jugar una mala pasada a políticos mentirosos. Recuerden que algo parecido le pasó a Tony Blair. Y es que antes se pilla a un mentiroso que a un cojo. Seguir leyendo