Corea del Norte. Un parque temático del socialismo.

Estátua de Kim Il SungMe ha impresionado el documental de Rosa María Calaf titulado «Corea del Norte, país secreto». Concuerda escalofriantemente bien con el cómic «Pyongyang» del dibujante franco-canadiense Guy Delisle.

Podemos ver un país en el que todo es falso, todo está hecho para aparentar. Pese a todo es imposible ocultar las hambrunas que padecen. (No se fíen mucho del análisis que ofrece Wikipedia.) Un país que mantiene un poderosísimo y costosísimo ejército más para mantener un sentimiento de perenne amenaza entre su población que para defenderse de un enemigo real. Un país que lava el cerebro a sus súbditos y reprime con severidad a los disidentes y que ha creado la primera dinastía comunista de la Historia basada en el culto a la personalidad y la divinización del líder. Vean el documental y lean el cómic. Vale la pena.

Anuncios